Su familia denuncia demoras en la prestación del servicio de ambulancias por parte de su EPS.

Jhon David Estrada Martínez, de 29 años, murió el pasado lunes a causa del COVID-19, sin embargo, su familia denunció negligencia médica por parte de la EPS Salud Total, por demoras en los procedimientos.

“Fue un paseo todo lo que se dio con la cuestión de ambulancia porque cuando yo llamé para consultar, el muchacho estaba bien mal, más o menos como el día martes o miércoles no prestaron el servicio de ambulancia porque ellos no tenían nexos con ambulancia”, aseguró un testigo.

La situación del joven empeoró y fue trasladado hasta el Hospital Universitario del Caribe donde se consideró que podía ser tratado en casa.

“De acuerdo a informes preliminares, el paciente no tenía criterio hospitalario y posteriormente reingreso nuevamente a las tres de la tarde por el centro regulador de urgencias, no por la EPS del paciente. A las pocas horas de estar en el hospital falleció, este casó es materia de investigación, hemos abierto historia clínica para revisar las responsabilidades e igualmente lo que tenga que ver con la unidad de atención por parte de su EPS”, afirmó Álvaro Fortich, secretario de Salud.

Salud Total y el Hospital Universitario se pronunciaron al respecto.

“Salud Total en su condición de EPS garantizó en favor de nuestro protegido todos los servicios relacionados con su diagnóstico y en las coberturas del plan de beneficios”, se lee en el comunicado emitido.

“Una pequeña proporción que es menor del 2 % tienen una evolución muy rápida y agresiva, los síntomas, lo que nosotros consideramos la fase uno, en los primeros tres días inicia con unos síntomas leves, fiebre, tos, malestar general”, aseguró el Dr. Fernando de La Vega, infectólogo del Hospital Universitario.

Cabe destacar que este joven no sufría de ninguna otra enfermedad.