En Cali más de dos mil policías estarán distribuidos en la ciudad, no habrá toque de queda ni ley seca, pero sí habrá control a las grandes concentraciones de personas en esta Navidad.

Los conciertos y grandes aglomeraciones están prohibidas, las autoridades realizarán un mayor control al comercio para prevenir que supere el aforo este diciembre.

«Estamos preocupados porque se nos unió la temporada de aglomeración, mayor movilidad en el comercio, en encuentros familiares, con pico de la pandemia, nos pone al límite de una ciudad que tiene que ser sensible, no es momento de ese encuentro familiar extensivo», afirmó Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali.

La pólvora está restringida y hacen un llamado para que ante cualquier lesión causada por estos elementos, no evadan la asistencia a los centros médicos.

Vea también: Científicos revelaron las tres edades en las que tomar trago es más agresivo para el cerebro

«Nos hemos encontrado que ante la sanción ejemplar para padres que posibiliten que sus hijos manipulen estos artefactos están dejando sin registrarlos en las entidades de salud, es decadente, complicado», aseguró el alcalde de Cali.

Publicidad

La alerta naranja se mantendrá y restricciones como el toque de queda o ley seca dependerán del comportamiento ciudadano así como el avance de la pandemia en la ciudad.

«Se puede salir a compartir con la familia, se puede compartir en grupos pequeños, se puede ir a las discotecas pero no se puede bailar, toda la programación de feria en línea», dijo Carlos Rojas, secretario de Seguridad de Cali.

También habrá control estricto a la velocidad cuyo límite máximo será de 50 km/ h.