El Consejo de Estado dejó en firme la investidura del senador por el Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez.

El alto tribunal determinó que el congresista no incurrió en ausentismo, como lo señaló en su momento el demandante.

La corporación judicial afirmó que Uribe Vélez demostró que las veces en las que no asistió al Congreso tenía incapacidades médicas o se encontraba en comisión fuera del país.

Agregó el Consejo de Estado que en las sesiones donde se tramitaron proyectos relacionados con el acuerdo de paz, el expresidente no votó por decisión de la bancada de su partido.