La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia negó la tutela que presentó la defensa del general (r) Henry Torres Escalante, mediante la cual pretendía anular la orden de captura que profirió el Tribunal Superior de Yopal y que hoy lo tiene privado de la libertad.

El alto tribunal tomó la decisión al considerar que tanto la defensa como el oficial retirado, tienen otros mecanismos judiciales distintos a la acción de tutela para pedir la libertad de su cliente.

Explicó la corporación judicial que actualmente cursa una investigación penal en su contra por el delito de homicidio en persona protegida por lo que la Corte no puede “intervenir de manera indebida en procesos en curso, pues tal proceder desnaturaliza la filosofía que inspiró el mecanismo, desconociendo los principios de independencia y autonomía que rigen la actividad de la Rama Judicial”.

“Las pretensiones del actor se alejan de la finalidad que reviste la acción de tutela, ya que este trámite constitucional no es una instancia del proceso penal, ni está instaurado como una jurisdicción paralela a la ordinaria y tampoco es la sede a la que se acude como última opción cuando los resultados, mientras se surte el trámite ordinario, ha sido de su desagrado” señaló el fallo.

La Corte afirmó que Torres Escalante “dentro de dicho proceso penal cuenta con medios idóneos de defensa judicial para reclamar el amparo de las garantías que considera conculcadas, y agotar los recursos contra las decisiones interlocutorias adversas”.

El general (r) Henry Torres Escalante, se encuentra actualmente recluido en el Cantón Norte de Bogotá, luego de que se entregara ante las autoridades judiciales, a raíz de la orden de captura que profirió en su contra el Tribunal Superior de Yopal.

Torres Escalante, quien se acogió a la Jurisdicción Especial de Paz, es investigado por el homicidio de Daniel Torres Arciniegas y su hijo Roque Julio Torres, de 17 años; ambos presentados como supuestos integrantes del ELN muertos en un combate con integrantes de la Brigada XVI del Ejército, en una vereda del municipio de Aguazul, Casanare.

Publicidad