La Corte Constitucional negó por improcedente una tutela que había radicado el abogado Germán Calderón España, en contra de los resultados del plebiscito por la paz que se realizó en 2016, y en el que ganó el NO.

El alto tribunal determinó que en este caso la acción de tutela no era el mecanismo idóneo para atacar los resultados de esa jornada electoral, pues para ello existe un mecanismo judicial ordinario.

“Ese mecanismo es la acción de inconstitucionalidad sobre plebiscitos del orden nacional (…) Como es claro del texto de esa norma, la competencia otorgada por el constituyente a la Corte Constitucional no se relaciona únicamente con la convocatoria del plebiscito del orden nacional, sino también con el análisis de los eventuales vicios de procedimiento que ocurrieren en su “realización” señaló el fallo.

Igualmente la corporación judicial indica que si bien no se puede emitir un pronunciamiento de fondo, aclara que en este caso no se habría vulnerado sus derechos a elegir y ser elegido, pues el proceso de paz “siguió su curso después del resultado electoral del 2 de octubre de 2016, al punto de que es un hecho notorio que el (…) resultado electoral no impidió que el proceso de paz siguiera su curso,encontrándose al momento de emisión de la presente sentencia en fase de implementación”.

“Se advierte (i) que el perjuicio irremediable que el actor alegaba como potencial, no ocurrió y (ii) que no se observan en este momento otros perjuicios irremediables que puedan afectar los derechos fundamentales del actor mientras tramita, si así lo quiere, el recurso judicial ordinario que procede en este caso” agrega el fallo.