Una menor de edad fue víctima de una bala perdida en una persecución policial, donde las autoridades pretendían capturar a unos delincuentes que pretendían hurtar una moto en Medellín.

Se trata de una niña de cinco años de edad, cuya bala entró por su espalda y salió por el abdomen.

“La niña se encuentra estable en este momento, bajo medicamentos, está bajo la atención de muchos médicos especialistas, pero ella se queja de sus dolores, está muy molesta por la fractura del fémur y porque tiene proyectil todavía en la pierna”, contó su madre, Natalia Restrepo.

Su madre también dice que según la versión de su prima, quien fue la testigo porque era la conductora del carro, así ocurrieron los hechos:

“Se parqueó una camioneta detrás de ellos, después llegó una patrulla, se bajaron dos patrulleros y empezaron a disparar. La camioneta intentando esquivar los disparos, logró darle al carro y esa bala fue la que le dio a mi hija”, dijo Restrepo.

Las autoridades manifestaron que no han dado con el paradero de los delincuentes, precisamente porque estaban auxiliando a la menor de edad.