Una menor de 8 años murió al ser alcanzada por ‘balas perdidas’ cuando quedó en medio de un intercambio de disparos entre policías y delincuentes, en el barrio Rebolo, en el suroriente de Barranquilla.

La niña estaba a media cuadra de su lugar de residencia.

“Producto de una persecución, entre la patrulla del cuadrante y un presunto delincuente, la menor resulta impactada en su humanidad, con proyectil. Inmediatamente es trasladada al centro asistencial en donde posteriormente fallece”, dice el coronel Manuel Rojas.

La menor falleció en el Hospital General de Barranquilla, donde fue llevada con tres disparos en su cuerpo.

“Los hechos están siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación y un equipo disciplinario de la Policía Metropolitana de Barranquilla”, señala el coronel Rojas, comandante de Policía de la ciudad.

La comunidad del barrio Rebolo cuestionó el procedimiento policial.

«Los policías venían haciendo disparos desde la otra cuadra. El pelao había corrido hacia adentro. Cuando el policía llegó hizo los dos disparos. Cogió a la niña allá adentro. Llamo yo a los policías y los policías no me quisieron atender a la niña”, narra Adalberto Ruiz, vecino del sector.

Ruiz añadió: “cuando me asomo a la esquina veo a la niña tirada ahí. La recojo y la llevamos…

En medio de los enfrentamientos, un delincuente fue capturado.