Un niño de cuatro años murió en Barranquilla tras sufrir quemaduras con aceite de cocina caliente en su casa en el municipio de Soledad. Al pequeño, la mamá le preparaba el desayuno.

Algo más de 24 horas resistió el pequeño hasta fallecer en la Clínica de la Costa, en el norte de Barranquilla.

Podría leer: Nuevo choque entre hijos de Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara Bonilla

El menor se levantó y su mamá le preparaba el desayuno cuando ocurrió el lamentable accidente en el municipio de Soledad. El niño fue hasta la cocina y se apoyó en un recipiente con aceite caliente.

“Él es un niño autista y cuando se levantaba tenía que tener su desayuno listo sino se molestaba, se ponía rabioso; empezaba a tirar las cosas. Entonces ese día, él se e levantó como todos los días, rabioso. La mamá se levantó a cocinarle y prendió la estufa para poner el sartén con manteca para hacerle las tajaditas y esas cosas”, contó Kevis Daniel Figueroa, padrastro del niño.

Conozca más: Falleció Gilberto Rodríguez Orejuela en una cárcel de Estados Unidos

De inmediato, el pequeño fue llevado a un centro asistencial, pero no resistió.

“En un momento de esos, ella se descuida a buscar el agüita para hacerle el jugo. Cuando ella se descuida, en el momento en que voltea, él, lanza la mano y tira el sartén. Todo el sartén le cae encima con la grasa. Ahí ella lo cogió y le echó agüita y se lo llevó para acá para la Universidad del Norte”, explicó Figueroa.

Según el reporte de las autoridades, el pequeño registraba quemaduras de primer grado en el tórax y en el rostro.