Los niños son los más afectados en el desplazamiento masivo de campesinos  en Ituango. El 40% son menores de seis años, una de las familias tiene nueve hijos y además de temor tienen incertidumbre de no saber cómo los alimentarán.

Diez horas por carretera destapada soportó Marta Sierra junto su esposo y a sus nueve niños para llegar al corregimiento de Santa Rita, Ituango.

Marta Lía Sierra, una desplazada de la zona dijo que “es muy duro porque la vereda es muy lejos y uno con un niño, otras veces a caballo, otras veces a pie y quizás sin poderles dar alimentación en el camino el sol el agua el frio.

Luego de salir desplazados de su vereda, Ciénega, el drama no termina para esta numerosa familia, pues la misma cantidad de necesidades deben pasar. El estudio y la alimentación de los niños es lo que más les preocupa.

Román Misas, otro desplazado, dijo que “están estudiando quién los ayuden para que sigan estudiante lastimosamente que no tienen como seguir”.

Como los nueve niños de esta familia, otros 30 menores de siete años salieron huyendo de la vereda Ciénaga de Ituango por  presiones de grupos armados.