Ante el Juzgado 71 de Control de Garantías de Bogotá, la Fiscalía imputó el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes agravado al esmeraldero Carlos Muñoz Garavito, que según las autoridades fue el jefe financiero y logístico de la operación para sacar 500 kilos de cocaína a Europa.

Muñoz Garavito, no aceptó los cargos y por eso la fiscal del caso deberá demostrar la responsabilidad de Muñoz en juicio.

Ahora, pedirá medida de aseguramiento preventiva en establecimiento carcelario por la gravedad de la conducta. Según la investigación, Muñoz fue uno de los hombres que transportó en Bogotá a los cinco europeos que llevaron la droga.

También le puede interesar: Se entregó la cabeza de la banda del ‘narcojet’