El consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, afirmó que el Gobierno no está cruzado de brazos frente a la amenaza de disidencias y grupos de narcotraficantes que atacan a los excombaientes Farc en proceso de reincorporación.

Archila se refirió al pronunciamiento de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, sobre la la articulación de las medidas de protección y dijo que el país debe seguir unido contra los narcotraficantes y las disidencias que perpetran el 80% de los homicidios y agresiones.

Señaló que en todos los casos, se hará lo necesario para proteger a los excombatientes y a sus familias y mencionó que en varios casos, gracias a alertas tempranas y a la acción de la Fuerza Pública y autoridades locales, han sido evacuados excombatientes con sus familias, que estaban en riesgo inminente.

“Somos respetuosos de todas las decisiones de los jueces. El propósito es que no se vea afectada ninguna persona en reincorporación y no ahorramos esfuerzos para su protección. En 30 meses de gobierno hemos actuado con más de 50 medidas y entidades del Estado, y hemos aplicado acciones para proteger personas amenazadas que estaban en riesgo”, añadió.

“Nos hemos articulado y la Fiscalía es 50% más efectiva en la investigación de homicidios de excombatientes, y nuestra meta es que haya cero (0) agresiones”, insistió el Consejero Archila.