Durante la sesión de la Comisión de Paz del Congreso, el alto comisionado de paz, Miguel Ceballos admitió que hubo operaciones militares sobre el espacio territorial de Miravalle, donde se encontraba “Iván Márquez”, pero que no es excusa para que líderes de la FARC no comparezcan ante la JEP.

“Una operación militar, haya sido por cualquier motivo, creo que no es suficiente razón para que estas personas se ausenten de la Jurisdicción Especial para la Paz, no tanto del país sino de la JEP porque muchos de ellos ayudaron a crear esa Justicia Especial y tienen una gran responsabilidad”, indicó el alto comisionado.

Ceballos aclaró, que la operación militar que hubo en la zona del Caquetá y que habría hecho que líderes de FARC como “Iván Márquez”, “Romaña” y “El Paisa”, hayan salido de ese lugar y no se conozca su paradero, es responsabilidad del anterior gobierno.

“Quiero recordar que esas operaciones fueron realizadas por el gobierno anterior y creo que esa es una explicación que el gobierno anterior le debe a Colombia”, agrego el alto comisionado de Paz.

Miguel Ceballos ratificó el interés del Gobierno de Iván Duque, de continuar con la implementación de los acuerdo de La Habana, Cuba.