Pese a los problemas que afronta la implementación del proceso de paz tras la firma de los acuerdos entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc, como la muerte de líderes sociales y el reciente escándalo que vincula con el narcotráfico al exnegociador Jesús Santrich, el embajador de Francia, Gautier Mignot, uno de los países que más ha apoyado este proceso, señaló que no se debe perder la esperanza.

El embajador dijo que lo que está ocurriendo con el proceso de paz es normal, ya que en ningún  país donde se realizó este tipo de acuerdos, el camino fue de rosas.

“No existió nunca ningún proceso de paz en el mundo que sea un camino de rosas fácil de implementar; la mayoría de procesos de paz son fracasos grandes. Este proceso de paz ha tenido éxitos muy grandes, obviamente tiene sus imperfecciones. Hay unas personas que sí respetan el acuerdo y otros que no, pero es así en todos los países. No hay que perderle fe al proceso», manifestó el embajador. 

El plenipotenciario del Gobierno francés, señaló que su país tiene la firme intención de seguir apoyando la implementación del proceso de paz colombiano

«Este año estamos aportando 350 millones de euros a través de la Agencia Francesa de Desarrollo, al Gobierno colombiano y a la agencia Findeter, para apoyar al desarrollo de los 170 municipios prioritarios y todas las zonas más afectadas por el conflicto. Colombia requiere 15, 20 años de inversión  prioritaria en esas zonas», agregó.

El alto diplomático aclaró que espera que el próximo gobierno no destruya los avances del proceso de paz.

«El mensaje es que hay que implementar lo acordado, es normal que un nuevo gobierno quiera dar un nuevo rumbo. Pero no hay que volver atrás, hay que construir sobre lo edificado, sin dejar de respetar lo que estaba pactado», añadió.

Las declaraciones fueron realizadas en Cali, durante la socialización del proyecto del tren de cercanías que unirá los municipios del área metropolitana de la capital vallecaucana. Hoy el Gobierno francés anunció una inversión de 3 mil millones de pesos para iniciar los estudios de factibilidad del proceso.