Luz Marina Monzón, quien fue posesionada hoy por el presidente Juan Manuel Santos como directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, dijo que no se deben cometer errores del pasado en el sentido que se planifiquen búsquedas y se desarrollen una cantidad de actividades y que al final se llegue al lugar y no se encuentre a los desaparecidos y las familias, generando una expectativa muy alta de que los van a encontrar y no sea así.   

Asegura que es importante que planifiquen con suficiente información estas comisiones y que no se suspendan las búsquedas de manera rápida porque luego “las familias quedan con la expectativa de que ese lugar puede ser saqueado y nunca se pueden identificar, eso es grave, es lo que no debemos repetir”.

Aunque hoy fue posesionada la Unidad de Búsqueda, no está conformada “y eso es importante que se sepa, va conformarse y la idea es que la Unidad se pueda preparar para saber cómo va estar conformada y cómo va operar durante los cinco meses siguientes a la posesión, y en cinco meses vamos a ver cómo estará conformada y cómo va operar tanto nacional como regionalmente”.

“Más que empezar de manera inmediata es empezar de manera cierta para evitar errores del pasado, para que las víctimas no tengan que enfrentar dificultades que han enfrentado durante muchas décadas en la búsqueda de sus seres queridos”, agrega.

Sobre el número de desaparecidos en el país por el conflicto armado manifiesta que “la cifra que puede acercarse mejor a la dimensión, aunque no creo que es exhaustiva, es la del Centro de Memoria Histórica que habla de desaparecidos forzados, 60.000 personas, pero adicionalmente esta Unidad debe buscar otro tipo de personas de las que no se conoce su paradero, por ejemplo: las secuestradas sobre las que no se supo más y las reclutadas”, concluye Monzón.