En el interrogatorio adelantado al abogado Diego Cadena, defensor del expresidente Álvaro Uribe, el jurista es interrumpido en varias ocasiones por su abogado Iván Cancino para que reconsidere sus respuestas, incluso el fiscal del caso le advierte que tiene derecho a guardar silencio frente a varias preguntas.

Dentro de las pruebas que presentará la Fiscalía el próximo 6 de abril para pedir ante un juez que archive el proceso contra Álvaro Uribe hay cientos de documentos, declaraciones de implicados e informes sobre líneas telefónicas.  

Tras analizar estos documentos, el fiscal Gabriel Jaimes consideró que no puede establecer que el expresidente Uribe tenga relación con la manipulación de los testimonios de Juan Guillermo Monsalve y Carlos Enrique Vélez.

Pero una de las pruebas clave es la declaración de Diego Cadena, abogado de Uribe, y quien presuntamente habría realizado las gestiones ante los paramilitares.

Varias preguntas no fueron contestadas por Cadena, argumentando que Uribe aun le mantiene el poder como su abogado.