En un punto muerto se encuentran los diálogos entre el Gobierno nacional y líderes indígenas, después de más de una semana intentando conjurar el paro que ya cumple 22 días y dejando millonarias pérdidas en el suroccidente colombiano.

El Gobierno se quedó esperando a los líderes indígenas desde hace 4 días para continuar en las discusiones porque dicen que no irán a sitios donde se presenten bloqueos, la discordia se desató luego de la retención de un mayor del Ejército que luego fue entregado a una comisión de Derechos Humanos, y por su parte los nativos aseguran estar abiertos para atender a la comisión del Ministerio del Interior en la vereda El Pital de Caldono y así continuar con la jornada.

El Gobierno ha dicho que tiene destinado $10 billones para el capítulo especial de pueblos indígenas durante  los próximos cuatro años en el Plan Nacional de Desarrollo y desde la Defensoría del Pueblo se hizo una propuesta al Presidente Iván Duque para levantar los bloqueos.

Por su parte, Carlos Negret, defensor del Pueblo, le dijo al presidente de la República, Iván Duque, que “debería convocar a un taller ‘Construyendo país’ en los próximos días con la minga, ahí la minga discute con el señor presidente en el sentido de cuáles son sus necesidades. El anuncio tiene que significar el desbloqueo de la vía Panamericana que afecta a Cauca, Valle y Nariño, especialmente».

Por otro lado indígenas de Valle, Antioquia, Risaralda, Quindío y Chocó instalaron una mesa en Buenaventura el pasado viernes 29 de marzo, pero 48 horas después fue levantada bajo la excusa de estar siendo estigmatizados y aún es incierto su rumbo.

Publicidad

«Nosotros no somos terroristas, somos indígenas que exigimos nuestros derecho a la vida, a los derechos humanos a que no nos asesinen, por eso le decimos al gobierno que nos respete”, manifestó Higinio Obispo, secretario general de la ONIC

Hasta el momento permanecen delgados del Ministerio del Interior en ambas zonas, pero no hay una fecha exacta para retomar el diálogo. Mientras tanto el Valle, Cauca y Nariño siguen sufriendo los estragos del bloqueo en la vía Panamericana.