Las hermanas Bechara, Mara y María Fátima, fueron nuevamente enviadas a la cárcel por un juez de Soacha que impuso medida de aseguramiento intramural.

Las sindicadas, propietarias de la Universidad del Sinú, son señaladas por presunta desviación de 7000 millones de pesos en un contrato de regalías en el departamento de Córdoba.

Cabe recordar que a las hermanas, el 10 de julio del año pasado en segunda instancia un juez les había otorgado libertad, pero la Fiscalía General de la Nación solicitó cárcel por riesgo a obstrucción de la justicia.