Desde el año 2016 el Consejo de Estado estudia una demanda que pide tumbar las normas del Ministerio de Minas que permitirían la práctica del ‘fracking’, o fracturamiento hidráulico, para la explotación de hidrocarburos en Colombia.

Las normas que reglamentan dicha práctica se encuentran suspendidas desde el año 2018, mientras se adopta un fallo de fondo en la Sección Tercera del alto tribunal. Deberán  definir si el ‘fracking’ representa o no un riesgo potencial para el medio ambiente y la salud humana.

El expediente inició en el despacho del magistrado Ramiro Pazos, quien había sugerido tumbar las normas que permitirían el ‘fracking’. Como no fue acogida su ponencia, el expediente pasó el año pasado al despacho del magistrado Jaime Rodríguez, pero su propuesta también fue derrotada el pasado febrero.

Ahora el expediente pasará al despacho del consejero José Roberto Sáchica que deberá elaborar un “nuevo proyecto, acorde con la posición mayoritaria de la Sala”.