Los fenómenos climáticos siguen afectando al municipio de Murindó, límites de Antioquia y Chocó. El río principal que hace unos días causó graves inundaciones, hoy está completamente seco y sus habitantes nuevamente están damnificados.

Jorge Maturana, alcalde de Murindó, sostuvo que “hace 20 días teníamos el agua al cuello, hoy después de 10 días de verano el río se secó y sus pobladores se encuentran incomunicados en la cabecera municipal, la única vía con la que contaban era el río por el cual transportaban sus alimentos, enseres y enfermos”.

El río es la fuente de sustento del municipio, en total son nueve comunidades las afectadas.

Se espera que en las próximas horas, viaje una comisión del Dapard para hacer un censo y destinar ayudas. Entre tanto, continúa la alerta en varios municipios de Antioquia por incendios forestales.