Ecopetrol reportó un nuevo atentado al oleoducto Caño Limón Coveñas, a la altura de de la vereda Llana Baja, en Teorama, Norte de Santander.

Jorge Solano, defensor de derechos humanos dijo que es “lamentable la situación que se vive el Catatumbo. Lamentablemente se  reporta un atentado contra el oleoducto Caño Limón Coveñas, en el sector rural del municipio de Teorama, que dejó afectadas directamente a 12 familias que vivían en esta región”.

La comunidad  asegura que el crudo derramado contamina ríos y quebradas, por lo que varias familias fueron evacuadas del sector.

Por su parte, la compañía petrolera rechazó el ataque y solicitó a la comunidad de la zona abstenerse de encender fogatas o similares cerca al derrame.

Anoche también se registraron enfrentamientos armados entre los grupos que operan en la región del Catatumbo.