Un nuevo derrumbe puso en riesgo a cerca de 1,700 personas del Conjunto Residencial Atavanza en Medellín.

La edificación ha reportado varias fallas estructurales que, según sus vecinos, no han sido atendidas oportunamente por el constructor.

Este nuevo derrumbe en la vía de acceso al Conjunto Residencial Atavanza de Medellín revivió la angustia de decenas de propietarios.

En la zona del talud, ya existente, aparecieron nuevas grietas que, según sus habitantes, pone en riesgo a los 478 apartamentos.

“Un pequeño derrumbe, unas grietas muy grandes que aparecieron en el talud existente que ya generan miedo”, contó Carolina Osorio, popietaria afectada.

Propietarios denunciaron que cerca de 8 de parqueaderos no se pueden usar por el deterioro de la loza y la aparición de varios huecos.

“En este talud que da adyacente a la piscina y al salón social se está moviendo. Se están presentando unos cráteres muy grandes, quiere decir que el terreno se está moviendo, está generando estás grietas a pesar del invernadero que hizo la constructora”, dijo Nicolás Rueda, representante Legal de Atavanza.

Y denunciaron que la constructora Covin que hoy tiene quejas de otros 4 conjuntos residenciales, no atendió la emergencia como ellos esperaban y pidieron la intervención de la alcaldía de Medellín.