Son cerca de 170 personas de comunidades indígenas del Alto Baudó, límites entre Antioquia y Chocó, las que salieron desplazadas en las últimas horas por amenazas del ELN.

48 familias de la comunidad Embera Eyabida salieron, pero hay un riesgo de 700 personas más”, dijo el vocero de la Organización Indígena de Antioquia (OIA), Wilfer Sánchez.

 

La OIA advirtió sobre la difícil situación de orden público que desde hace varios años viven las comunidades indígenas que quedan en medio del fuego cruzado.

La alerta fue lanzada a organismos internacionales de Derechos Humanos para hacer acompañamiento a las comunidades intimidadas por grupos armados.