El economista Carlos Felipe Jaramillo fue nombrado vicepresidente del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe, informó este miércoles la propia institución.

El colombiano, un economista y experto en desarrollo con casi dos décadas de experiencia en el Grupo Banco Mundial, asumirá a partir del 1 de julio su nuevo cargo, desde el que supervisará las relaciones con 31 países y una cartera de proyectos, asistencia técnica y subvenciones en curso de casi 32.000 millones de dólares.

Jaramillo, que trabaja con el BM desde 2002, sustituirá en el cargo al economista español Humberto López, que venía desempeñando el puesto de manera interina al tiempo que es director de estrategia y operaciones para América Latina y el Caribe.

El Banco Mundial destacó en un comunicado que Jaramillo encabezará la «respuesta sin precedentes» del organismo de crédito a la crisis del COVID-19 en Latinoamérica y el Caribe, que ha golpeado duramente a la región y hará que millones de personas enfrenten «graves consecuencias sociales, económicas y de políticas públicas».

“El Grupo del Banco Mundial jugará un papel crucial y constructivo en la recuperación de nuestra región”, indicó por su parte Jaramillo.

El BM prevé que en Latinoamérica y el Caribe las personas más pobres y vulnerables serán las más afectadas por la crisis del COVID-19, por lo que «es imperativo hacer todo lo posible para atenuar el impacto», aseguró el organismo.

El economista aseguró que en la coyuntura actual “debemos repensar el futuro, no solo regresar a la misma situación de antes», lo que supone, según él, «llevar a cabo los cambios necesarios para impulsar el crecimiento, reducir la pobreza y proteger el medioambiente”.

Publicidad

El Banco Mundial ha desembolsado 700 millones de dólares a 14 países de la región para respaldar su respuesta social, económica y de salud ante la pandemia del coronavirus, con la compra de guantes, mascarillas, respiradores y otras necesidades médicas básicas.

En los próximos 15 meses, adelantó, la asistencia del Banco Mundial a los países en desarrollo, incluidos los latinoamericanos, para gestionar la emergencia alcanzará los 160.000 millones de dólares.

Previamente, Jaramillo había sido director del BM para Kenia, Ruanda, Somalia y Uganda, con sede en Nairobi, y también había ejercido como director sénior de la Práctica Global de Macroeconomía, Comercio e Inversión del grupo, donde encabezó un equipo global de más de 450 economistas.

“Es un honor y un privilegio poder regresar a la región de América Latina y el Caribe en un momento como el actual para ayudar a nuestros países a enfrentar los enormes desafíos por delante”, aseguró Jaramillo, quien en su trayectoria en el BM sirvió dos períodos como director de país en la región.

Antes de incorporarse al BM, Jaramillo, con doctorado en economía del desarrollo por la Universidad de Stanford (California, EE.UU.), fue funcionario público en el Gobierno de Colombia, desempeñando cargos en el Ministerio de Finanzas, el Banco Central, el Departamento de Planeamiento Nacional y el Ministerio de Comercio.