En Colombia, según el Observatorio de Drogas del Ministerio de Justicia, la marihuana es la droga que más consumen los colombianos, les siguen los productos inhalables y la cocaína, sin embargo el consumo de alcohol y tabaco han bajado en los últimos 20 años.

Según las más recientes cifras, la población universitaria que consume marihuana se incrementó entre 2012 y 2016 al pasar de 15,1 %, al 20,8 %, mientras que la población escolar tuvo un aumento al pasar de 69,9 % en 2011 a 8,38 % en 2016, es decir, de cada diez universitarios, dos consumen marihuana y uno de cada diez escolares, se fuma su porro. Según el profesor Juan Carlos Eslava, hay varias razones que explican el aumento del fenómeno.

Sin embargo, hoy la alerta es por la llegada al país de 35 nuevas drogas sintéticas, que contienen estimulantes y alucinógenos, drogas provenientes especialmente de Asia y Europa.

Para el profesor Eslava, además de la rebeldía, el incremento en el consumo de drogas se explica por otras dos razones: hoy en Colombia el acceso a la droga es más fácil y existe un fenómeno de marginación que ejerce la sociedad y que lleva a los individuos a encontrar caminos para escapar de la dura realidad.