El nuncio apostólico en Colombia, monseñor Luis Mariano Montemayor, descalificó hoy las afirmaciones del arzobispo de Cali, monseñor Darío Monsalve, quien dijo que el Gobierno del presidente Iván Duque tiene una “venganza genocida para desvertebrar” los acuerdos de paz.

En la quinta asamblea étnica de paz, que congregó a voceros indígenas, campesinos y delegados de ONG que trabajan por los Derechos Humanos, el arzobispo de Cali afirmó, hace unos días, que desde los tiempos de campaña se percibía una venganza para desmontar lo avanzado en temas de paz.

“Una venganza genocida para desvertebrar, desmembrar completamente la sociedad, las organizaciones sociales y la democracia en los campos y en los territorios en donde, según se enfoca, tenían o tienen influencia las organizaciones subversivas”.

Y justo esas afirmaciones merecieron hoy la descalificación del vaticano por medio de un comunicado del nuncio apostólico en Colombia, monseñor Luis Mariano Montemayor.

«Dicha calificación de la gestión gubernamental no corresponde a la visión que la Santa Sede tiene de la compleja situación en que versa, en este momento, tanto la aplicación integral de los acuerdos de paz de 2016, como el estado de los contactos y conversaciones que a diversos niveles  se mantienen con el ELN, en el ámbito de la comunidad internacional».

Agregó el nuncio que, «el término «genocidio» tiene en el derecho internacional un significado preciso que no permite sea usado a la ligera en los legítimos debates o discusiones públicas sobre la políticas concretas  de un determinado Gobierno».

El arzobispo de Cali es un conocido obispo que defiende la paz y que no se ahorra fuertes palabras para quienes, considera, atentan contra ella.