Para atender la crisis humanitaria que vive el pueblo indígena Embera Dóvida Mohamía que está en medio del fuego cruzado entre paramilitares del ‘Clan del Golfo’ y guerrilleros del ELN, los obispos del Chocó llegaron hoy a la cabecera municipal del Alto Baudó.

‘’Hacemos un llamado de atención a estos grupos para que paren por favor. ¡Miren el sufrimiento de las comunidades! y al Gobierno nacional para que efectivamente haga lo propio para que nuestras comunidades vayan resurgiendo, la Iglesia quiere acompañar’’, manifestaron los obispos de Chocó.

Y esta noche, en reunión urgente que sostuvieron con el gobernador del Chocó, los ministros del Interior y de Defensa anunciaron que para atender la emergencia habrá presencia militar y una misión humanitaria en el Alto Baudó.

‘’Se llevará a cabo una misión humanitaria encabezada por la Unidad de Víctimas, la Cruz Roja Internacional y algunos actores de la comunidad internacional, siempre garantizando la seguridad de todos los habitantes y así haciendo una presencia efectiva por parte de la Fuerza Pública’’.

Mientras tanto, los obispos de Istmina – Tadó, Quibdó y Apartadó estarán en el Alto Baudó toda esta semana, en compañía de funcionarios de la oficina del alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Publicidad