Una reunión de urgencia para tratar la situación de orden público, que afecta al departamento, le solicitaron hoy al presidente Iván Duque los obispos del Chocó. Los líderes religiosos reiteraron sus denuncias en el sentido que miembros de la Fuerza Pública trabajan de la mano con el Clan del Golfo.

Tanto Monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó, como monseñor Hugo Torres, obispo de Apartado, y monseñor Mario de Jesús Álvarez, obispo de Istmina-Tado, expresaron que sus denuncias, recogidas en una misión humanitaria realizada a finales de 2021 con otras congregaciones religiosas y organizaciones étnico sociales del Chocó, fueron desvirtuadas por los mandos militares de la región que, en vez de investigar el tema, les interpusieron una tutela para que se retractaran de las acusaciones contra miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía.

Le puede interesar: Latina que salió con el estafador de Tinder reveló su experiencia y cómo evitó ser engañada

“Así lo hicieron la Brigada 14 del Ejército, con sede en el Chocó, como la Cuarta División, con sede en Antioquia, querían que nos retractáramos”, dijo monseñor Barreto, a lo que el obispo de Apartadó agregó que no se pueden retractar de lo que “toda la comunidad ve y sabe que pasa”.

Los obispos de Chocó también dijeron que los directivos de la Conferencia Episcopal, encabezados por el arzobispo de Bogotá, monseñor Luis José Rueda, lo mismo que el nuncio Apostólico (embajador del Vaticano en Colombia), monseñor Luis Mariano Montemayor, conocen a profundidad del tema.

En su solicitud de reunión urgente con el presidente Iván Duque, los obispos piden, además, que participen la Procuraduría Nacional, la Defensoría del Pueblo y la Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia.

Vea también: Ingrid Betancourt fue citada a declarar en la indagación que cursa en la Corte Suprema de Justicia contra la exsenadora Piedad Córdoba