En precarias condiciones se encuentra actualmente el estadio de fútbol de Neiva, Guillermo Plazas Alcid.

Las obras de remodelación con un costo de 23.527 millones de pesos, fueron suspendidas el 20 de agosto de 2016, un día después de la tragedia: el colapso parcial de la tribuna occidental que dejó cuatro muertos y diez heridos y dio apertura a dos investigaciones penales y un proceso de responsabilidad fiscal que adelantan la Fiscalía y la Contraloría General de la República contra los miembros del consorcio Estadio 2014, los interventores, supervisores y las compañías de seguros.

Rodrigo Lara, alcalde de Neiva, indicó que “lo primero que hay que hacer es terminar las obras del estadio, no dejarlo. Hay que determinar la audiencia de incumplimiento y terminar todo el trámite”.

La Fiscalía aseguró que el proyecto de remodelación tuvo inconsistencias desde la fase precontractual con el fin de favorecer al único proponente.

“Esperamos el pronunciamiento y la decisión con este contrato, que cuando ya se había tomado la decisión que había determinado que el secretario de la oficina jurídica lo hiciera, fue apartado de su cargo. Llevamos un año”, indicó Lara.

Mientras tanto, la ciudad sigue sin escenario deportivo.

Gustavo Rojas, un hincha de fútbol dijo que “es triste y preocupante que esté pasando el tiempo y hallan politizado este hecho para sacar ventajas políticas”.

Publicidad

La ciudadanía ha realizado diversos plantones exigiendo una solución pronta para que se habilite nuevamente el estadio Guillermo Plazas Alcid, construido con el esfuerzo y el apoyo de todos los huilenses.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1