Los indígenas del resguardo de Pioya y Jambaló en Caldono, Cauca, capturaron a ocho presuntos disidentes de las Farc, entre ellos cuatro que al parecer estarían implicados en el homicidio del guardia indígena, Eider Arley Campo y que habrían estado en los Espacios Territoriales de Reincorporación y Capacitación.

Eider Arley Campo, comunero, integrante de la guardia indígena y comunicador que trabajaba en la emisora Pioyá Stéreo, murió tras una ráfaga disparada cuando participaba en la persecución comunitaria de unos hombres armados que horas antes habían liberado a presuntos delincuentes que estaban retenidos en el Cabildo local.

Posteriormente, la comunidad y la guardia indígena de Pitayó, Quichayá, Jambaló y otras, fueron alertadas para iniciar el ejercicio de control territorial sin armas y lograron hacer contacto con este grupo armado, recapturaron a los presuntos delincuentes que estaban detenidos y a los que intentaron liberarlos.

Cuatro de los capturados, que harían parte de los Espacios Territoriales de Reincorporación y Capacitación, de Santa Rosa en Caldono y serían desmovilizados de Farc, quedaron a disposición de la Jurisdicción Indígena.