Persiste la preocupación entre las autoridades de salud por la ocupación de UCI, el nivel alcanza el 90 % y pese a las advertencias continúa la indisciplina social.

De 898 camas UCI en Cali, el 90 % están ocupadas y de 510 asignadas a pacientes con COVID-19 solo quedan libres 159.

La preocupación es latente entre autoridades de salud quienes confirman el segundo brote de la pandemia en la ciudad.

Publicidad

Eventos deportivos con público seguirán suspendidos al igual que los conciertos, también las cirugías programadas y continuarán los estrictos controles al comercio.

Y pese a las advertencias algunas personas pareciera que no les importa, por ejemplo, el desorden protagonizado por hinchas del América que celebraron el triunfo del cuadro escarlata y su pase a la final, desconociendo todas las normas de bioseguridad, comportamiento que influirá en nuevas medidas las cuáles serán analizadas el próximo miércoles.