La Fiscalía General de la Nación impuso medidas cautelares a las cooperativas y bienes de Germán Trujillo Manrique, investigado por hechos de corrupción en el Plan de Alimentación Escolar (PAE) en Santander.

Los bienes afectados ascienden a 33.000 millones de pesos y fueron ocupados en Bogotá, Barranquilla, Cúcuta y Neiva.

La investigación hace referencia al contrato 601 de 2016, cuando la Gobernación de Santander adjudicó a la Cooperativa Multiactiva Surcolombiana de Inversiones Ltda., el suministro de alimentación para 124.892 estudiantes de 82 municipios, por un valor de más de $35.700 millones. De acuerdo con el material probatorio recopilado, el dinero fue desembolsado en su totalidad al contratista y las raciones alimentarias no llegaron a las escuelas y colegios del departamento.

Adicionalmente, se estableció que el operador presentó sobrecostos en los productos que decía conseguir y registró pagos por víveres a empresas ficticias o que tenían objetos comerciales muy distintos, como por ejemplo:

  • La compra de tamales por 30 millones de pesos a una empresa de grúas en Acacías, departamento de Meta.
  • La adquisión de postres a una asociación de padres de familia en Tarqui, en Huila, que figuraba como inactiva.
  • La compra de mercados a una empresa transportadora de Algeciras, en Huila, cuya sede queda a cuatro horas de camino en trocha de la cabecera municipal.

Cabe recordar, que Trujillo Manrique, propietario de los bienes afectados con fines de extinción de dominio, aceptó cargos por celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales, falsedad ideológica en documento público y privado, y peculado por apropiación. Actualmente, está a la espera de la verificación de un preacuerdo suscrito con la Fiscalía.