La Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (MAPP – OEA) rechazó los bloqueos y ataques a ambulancias y misiones médicas durante el paro nacional.

La Misión condena las acciones que limitan el acceso a los servicios vitales para la población, como las lesiones al personal de salud, obstaculización del paso de ambulancias y la restricción del tránsito de insumos médicos”, dijo la MAPP.

Desde el inicio del paro nacional el pasado 28 de abril, la misión de la OEA hizo un llamado a la población colombiana a facilitar y respetar la libre circulación de su personal para “garantizar la vida, salud pública y labor médica”.

 

 

Hoy, la Misión reitera su llamado en esa vía”, señaló la entidad de la OEA en un comunicado publicado en Twitter.

Además, condenó el asesinato del patrullero de la Policía Nacional Juan Sebastián Briñes en Cali.

 

 

La Misión “exhorta nuevamente a una pronta investigación, judicialización y sanción de los responsables de las muertes de civiles y miembros de la fuerza pública durante las protestas sociales”, indicó.

Finalmente, hizo un llamado para encontrar una salida a la crisis que atraviesa Colombia a través del diálogo y la cooperación entre distintos sectores de la sociedad.