La Fiscalía General de la Nación, a través del CTI y la Policía Nacional, dispusieron de una jornada especial para identificar y ubicar a los presuntos responsables de homicidios y feminicidios ocurridos en 2019 y lo que va de 2020.

La operación denominada ‘Plan Cazador’, se realizó entre el 4 y 25 de marzo del año en curso, y permitió vincular a 137 personas en diferentes procesos. 128 fueron detenidos, contra ellos existían órdenes judiciales vigentes y recibieron medida privativa de la libertad, otros nueve quedaron vinculados a las investigaciones mediante imputación.

Respecto a los 128 asegurados, 48 harían parte de estructuras criminales de diferentes niveles como ‘Clan del Golfo’, ‘La Agonía’ y ‘Los Flacos’.

Adicionalmente de las 137 personas, 20 personas fueron notificadas en los centros carcelarios en los que permanecen recluidos por otros procesos. Al mismo tiempo, los fiscales de conocimiento tramitaron 10 circulares azules de Interpol dirigidas a Ecuador, Panamá, Guatemala, México, Chile y España.

Entre los resultados de esta operación, sobresale la captura de un hombre, quien habría asesinado a su hijo de dos años, en hechos ocurridos el pasado 13 de marzo, en Pereira (Risaralda). El cuerpo del niño fue encontrado con signos de tortura en Popayán (Cauca).