La Policía Nacional a través de la Dirección Antinarcóticos mediante el análisis de las informaciones a la Línea 167 Denunciar Paga, logró armar el rompecabezas de una estructura criminal dedicada a la producción, tráfico y distribución de clorhidrato de cocaína, cada uno de los capturados se encuentra vinculado dentro del sistema de drogas ilícitas desempeñando diversas tareas conexas con el narcotráfico.

En las ciudades de Popayán, Bogotá, La Unión y El Bordo en Cauca, se capturan 13 personas por orden judicial responsables del desvío y transporte de sustancias químicas controladas hasta los laboratorios de producción de alcaloides, esta red estaba liderada desde Bogotá por “Chiky” dueño de varios establecimientos ferreteros en la zona industrial, usaba falsas facturas de empresas de garaje para adquirir las sustancias que después enviaba en fletes a Cauca.

Allí en el Bordo Cauca dos individuos “Chongo” y “Pornolio” dueños de un Burdel en donde varios conductores se daban cita durante los largos trayectos en carretera, eran seducidos por las chicas y sus propietarios para acceder a transportar dentro de sus vehículos los químicos hasta los centros de acopio.

Los investigadores pusieron la lupa sobre los transportadores logrando en dar con la incautación de 87 toneladas de químicos controlados en 17 hechos diferentes donde se capturan 27 personas y se inmovilizan 17 vehículos.

Después de analizar cada proceso de judicialización de estas personas se pudo concluir la operación con la captura de sus cabecillas.

  • “Choco”, “Pedro”, ”Marlon” y “Diego” seguían al pie de la letra las ordenes que Pablo Lagarcha “Chiky” daba a través de mensajes de texto; entregaba muy pocos detalles en clave para que todas las sustancias fueran recibidas por “Marcos” y “Flaco” encargados de esconder las canecas con los químicos para enviar a los laboratorios en el sur del país.
  • “Cuy” un ciudadano de Pasto se encargaba Junto con “Duche” y “Gato” de vigilar al paso de los peajes de la presencia de puestos de control o retenes para dar aviso y desviar el rumbo.

En la ciudad portuaria de Buenaventura, se logro la desarticulación de una red dedicada  la contaminación de contenedores con alcaloides, guiados por Holguer Solis “Paul” cada miembro de la organización se encargaba de facilitar el tráfico de cocaína hacia Centroamérica y Europa.

Publicidad

Para esto contaban con la colaboración de un supervisor de operaciones portuarias quien ayudaba al ingreso de vehículos con carga previamente contaminados hasta el interior del puerto, este individuo conocido como “Calimeño” se quedaba en horas de la noche aduciendo a sus superiores que lo hacía para adelantar trabajo, cuando el propósito era otro, con las claves de los computadores ingresaba placas de camiones para que a esa misma hora entraran sin inconvenientes hasta la plataforma de aforo de la terminal marítima.

  •  “La gorda” otra integrante de la red, conocía del tránsito y destino de las embarcaciones que atracaban en el puerto, se encargaba de marcar cada una en un listado para asegurarse en cual iría la droga.
  • “Carlos” por su parte buscaba en los parqueaderos a conductores y ayudantes para que permitieran la contaminación de la carga con cocaína, junto con “Billy” este último hermano de Holguer Solis era quien pagaba sacando el dinero de un morral que siempre llevaba colgado, exigía que cuando las maletas o tulas estaban al interior tomaran una foro como única garantía del trabajo realizado.
  • “Julito” al interior del puerto se ocupaba de ocultar la droga en algunos sitios lejos de las cámaras de seguridad para después introducirlas a los buques en contenedores.

Durante el proceso investigativo que duró 11 meses se pudo incautar en Europa 7.964 kilos, afectando la economía criminal de la red en 3.5 millones de euros.

En coordinación con la Fiscalía General de la Nación, se logró a través de diligencias de allanamientos la captura de toda la red.

En la vía Panamericana a la altura del kilómetro 59 muy cerca del Patía, se intercepta un vehículo tipo cisterna llevando inicialmente crudo, los uniformados y su pericia los llevó a descubrir 3 mil galones de ácido sulfúrico, equivalentes por su peso y densidad a 20.9 toneladas.

Los químicos incautados tienen un costo aproximado de 300 millones de pesos, es de anotar que con este decomiso se evitó la producción potencial de 37 toneladas de cocaína.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1