El expresidente Álvaro Uribe reapareció este lunes, tras casi 70 días en detención domiciliaria, con un discurso que fue leído en su hacienda El Ubérrimo, en el departamento de Córdoba.

Así pues, a pesar de haber renunciado al Senado, mostró que está lejos de apartarse de la política y que seguirá oponiéndose al socialismo latinoamericano y a la justicia transicional.

«Mi vida pública ha generado mucha controversia pero carezco de voluntad para dejar de pensar en Colombia. No puedo renunciar a advertir las amenazas que nos asechan», manifestó Uribe en su discurso.

Además, se definió como un «sobreviviente (…) razón poderosa para sentir que el reposo y la resignación no hacen parte de mis opciones».

Lo más visto: (Video) Ciclista muere tras ser arrollado y caer de un puente vehicular en Chía

Discurso de Uribe contra la JEP

Publicidad

En su declaración, de marcado tono político, como de campaña electoral, el expresidente criticó el «sistema judicial que heredamos del Gobierno anterior», y dijo que «el conjunto normativo» vinculado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) «consagró impunidad total a atrocidades como el secuestro y violación de menores».

«Las víctimas siguen burladas y parece que su único camino sea mendigar unos recursos del Estado», agregó el expresidente, quien insistió en la propuesta de impulsar un referendo para acabar la JEP, creada a instancias del acuerdo de paz firmado en 2016 por el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, así como de hacer otros cambios al sistema judicial.

«Debemos insistir en la derogatoria de la JEP y en la reforma de los acuerdos de La Habana, salvando el respeto y apoyo a los reinsertados de buena fe. Sin estas reformas será más difícil lograr acuerdos con otras agrupaciones criminales como la guerrilla de el ELN», añadió.

También propuso pensar «en un referendo que disminuya el Congreso y la burocracia, adopte una norma vértice para la cúpula de la Justicia, garantice ingreso solidario a los más pobres y confirme el decomiso de la droga sin criminalizar al consumidor».

Conozca más: Trump asegura ser «inmune» a la COVID-19 y se muestra listo para combate electoral

El socialismo en la mira

Uribe también apuntó al «narcoterrorismo y el proyecto socialista» como dos amenazas de las que dijo que no se puede permitir que «anulen las capacidades colombianas» y que deben ser enfrentadas con otros modelos de desarrollo.

«Avancemos en iniciativas de progreso social y económico que sean la alternativa al riesgo socialista, que pretende replicar el fracaso de Venezuela y Nicaragua y que tiende mantos de incertidumbre sobre otros países de la región», propuso.

«Sé que no tengo cupo en el tren del apaciguamiento, donde por evitar las dificultades de la lucha y congraciarse con el tigre, se termina en sus fauces», afirmó Uribe, quien pidió a sus seguidores «ojo con el 22», en referencia a 2022, año en que se celebrarán las próximas elecciones presidenciales en Colombia.

Acá la declaración completa del expresidente Álvaro Uribe: