El equipo de país y la Misión de Verificación de Naciones Unidas (ONU) en Colombia expresaron su «enérgica condena» a la masacre de ocho jóvenes en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, e hicieron un llamado a las autoridades a fortalecer las medidas para combatir la violencia.

«La ONU en Colombia expresa su enérgica condena por la masacre de ocho jóvenes en el municipio de Samaniego, Nariño (…) así como por los demás hechos violentos que han ocurrido en las últimas semanas en diferentes regiones, afectando la seguridad de las comunidades», detalló el organismo en un comunicado.

La matanza fue perpetrada por desconocidos que dispararon contra un grupo de muchachos, que según las primeras informaciones eran universitarios que estaban de regreso en su pueblo por la cuarentena del coronavirus y el sábado por la noche decidieron reunirse en una casa en las afueras de Samaniego para salir de la rutina del encierro.

Horas antes de la masacre, una adolescente había sido asesinada a tiros en la misma zona, crimen que se suma al de los ocho muchachos.

La masacre perpetrada la noche del sábado en Samaniego es la segunda en menos de una semana en Colombia luego que el pasado martes fueran asesinados cinco menores, todos de entre 14 y 15 años, en un cañaveral ubicado detrás del barrio Llano Verde, en Cali, capital del Valle del Cauca.

Publicidad

«Debido a estos hechos preocupantes la ONU hace un llamado a las autoridades competentes a fortalecer las medidas adoptadas y realizar todas las acciones necesarias para eliminar esta violencia y a no escatimar esfuerzos en investigaciones y judicializaciones de quienes atentan contra las garantías de seguridad de las comunidades», agregó la información.