El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, denunció este miércoles el «alarmante» número de activistas y defensores de los Derechos Humanos asesinados en Colombia.

Al Hussein, presentó hoy su informe anual sobre la situación de las libertades fundamentales en el mundo ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que dedicó un apartado a denunciar las altas cifras de asesinatos de estos defensores en Colombia.

«Estoy cada vez más alarmado por los asesinatos de defensores de los Derechos Humanos y de activistas. Más de 20 informes de asesinatos fueron recibidos solo en las primeras seis semanas del año», denunció.

Recientemente, la Defensoría del Pueblo registró entre enero de 2016 y el 27 de febrero de este año un total de 282 asesinatos de líderes sociales y defensores de Derechos Humanos en el país.

De acuerdo al seguimiento del ente protector, la expansión del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que ha derivado en enfrentamientos con la Fuerza Pública y las disidencias de la extinta guerrilla de las Farc, ahora partido político, han causado estas muertes. La creación de grupos armados tras la desmovilización ha contribuido a esta situación.