A través de un comunicado, Naciones Unidas, instó para que se abran todas las líneas de investigación en los hechos violentos ocurridos en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño durante las últimas semanas.

En el documento, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reitera “su preocupación por la situación de Tumaco” por la relación entre cuatro hechos de violencia.

Los sucesos por los que la organización pide se abra investigación son: “masacre de 6 campesinos y varios heridos; ataque a Misión Humanitaria interinstitucional; asesinato del líder comunitario del Alto Mira y Frontera Jair Cortés; y asesinato de dos indígenas Awá, padre e hijo, Giovanny Taicus y Alirio Taicus”. 

La Oficina insta a la Fiscalía General para que se adelanten las investigaciones por los delitos denunciados y a la Procuraduría para que adopte medidas administrativas y disciplinarias con relación a la falta de implementación de los acuerdos de sustitución de cultivos ilícitos, del acuerdo de paz y del accionar de la fuerza pública.

Redacción Internet CM&