Un juez de Bogotá ordenó la captura de dos de los patrulleros de la Policía implicados en la muerte del abogado Javier Ordóñez.

Los uniformados tendrán que responder por el delito de homicidio agravado.

El ente acusador también investiga si otros cinco uniformados alteraron varios documentos relacionados con la muerte de Ordóñez.

Según fuentes cercanas a la investigación, los uniformados apagaron sus teléfonos celulares desde anoche, y por el momento no se ha podido hacer efectiva la orden de detención.