El Juez 54 de Control de Garantías de Bogotá, impuso medida de aseguramiento domiciliaria a José Henry Torres Mariño, Juez 12 de Ejecución de Penas de Bogotá y a Justo Reinaldo Arias Humaña, Ingeniero de Sistemas, quienes al parecer serían responsables por presuntos hechos de corrupción.

La casa por cárcel se dio en razón, «a las dificultades de salud por parte de los funcionarios judiciales, debido a que el juez registra problemas cardíacos». 

Para el juez, la medida de aseguramiento es necesaria al considerar que se debe garantizar la comparecencia de los dos procesados a los requerimientos que hace la Fiscalía en desarrollo de las investigaciones».

Los delitos que se les imputaron fueron acceso abusivo al sistema informático en concurso con daño informático, prevaricato por acción, falsedad en documento público y falsedad material en documento público, porque según el juez favorecieron a Germán Orlando Espinosa Flórez, un presunto narcotraficante que buscaba beneficios con la justicia.