Al fallar una tutela, la Corte Constitucional ordenó al Gobierno en representación de la Unidad de Víctimas incluir a mujeres víctimas de violencia sexual, en el plan de reparación colectiva que se creó para las víctimas de la masacre de El Salado, ocurrida en el año 2000 por parte de grupos paramilitares.

El alto tribunal cuestionó que no se haya informado a un grupo de mujeres víctimas de violencia sexual, sobre dicho plan de reparación que se discutió con la comunidad y que contiene medidas de reparación.

La corporación judicial recordó que el Estado tiene la obligación de garantizar la participación efectiva de las víctimas.

“Aunque en el programa de reparación colectiva se identificaron daños y medidas que responden, a grandes rasgos, a los hechos vulnerados de las víctimas de la masacre, lo cierto es que dichas menciones generales no son suficientes para verificar si existió o no un enfoque diferencial de reparación con respecto de las víctimas de violencia sexual. En otras palabras, no es suficiente incluir como daño la violencia sexual para acreditar que el programa tuvo un enfoque diferencia”, indicó la Corte.