El juzgado 47 de Bogotá ordenó la libertad del patrullero de la Policía Wilmer Alarcón, quien estaría a punto de ser condenado por el homicidio del joven grafitero Diego Felipe Becerra, por considerar que se vencieron los términos del proceso.

El juez explicó que desde mayo de 2016 se vencieron los términos entre el inicio del juicio y la etapa de acusación en la que se superaban los 150 días.

Alarcón, quien se encontraba privado de la libertad desde 2012, fue quien presuntamente le disparó a Becerra en hechos ocurridos en 2011.

Contra Alarcón se adelanta actualmente el juicio por el delito de homicidio agravado en el juzgado 43 de conocimiento, y está en su recta final, en la que el juzgado decidirá si lo condena o no.

Publicidad

La orden de libertad no se haría efectiva ante la relevancia judicial de la condena, en caso de emitirse fallo final contra el patrullero.