La Corte Suprema de Justicia le ordenó al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) trasladar, de manera inmediata, al excongresista David Char Navas a la cárcel La Picota de Bogotá.

En una carta dirigida al director de esa entidad, Jorge Luis Ramírez Aragón, el alto tribunal le hizo un llamado al Inpec para que se abstenga de trasladar a cualquier persona que se encuentre a órdenes de la Corte sin su autorización.

«Se le requiere para que se abstenga de disponer el traslado de personas detenidas a órdenes de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia a centros carcelarios ubicados en ciudades distintas de la capital del país cuando está Corporación no lo haya autorizado de manera expresa», indica la carta.

Desde hace varias semanas la Corte Suprema había manifestado su inconformidad con la decisión del Inpec de trasladar al excongresista a un centro de detención en el municipio de Malambo, Atlántico.

Según esa corporación, dicho traslado había sido negado a Char Navas porque no se encontró justificación para el mismo, sin embargo, el Inpec ordenó el traslado desconociendo el concepto de la Corte, lo cual ocasionó que esta última solicitara explicaciones al respecto.

El Inpec deberá cumplir con la orden impartida por el magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema, Eugenio Fernández Carlier, en el menor tiempo posible.

David Char se encuentra detenido por orden de la Corte que lo investiga por sus supuestos nexos con grupos armados al margen de la ley.