En el mundo político la atención se centra más en el futuro de Ordóñez que en su pasado. Los partidos cercanos a él se preguntan si pedirá pista en uno de ellos o si planea tener su propio movimiento.

Se sabe que Alejandro Ordóñez quiere ser candidato presidencial pero el uribismo y el partido Conservador, las dos colectividades afines a él, ya tienen sus propios aspirantes.