En un sector exclusivo de la ciudad de Barranquilla, las autoridades capturaron a una madre junto con sus tres hijos, pues formarían parte de una organización criminal.

Dicha organización ha defraudado al Estado por más de $157 mil millones de pesos; importaba celulares, partes y accesorios de gama alta; los cuales eran ingresados por los diferentes aeropuertos del país, con el fin de lavar activos bajo la modalidad de subfacturación.

Le puede interesar: Vía a La Calera: estos son los cierres y los vehículos autorizados para transitar

Sumado a esto, declaraban ante la DIAN, precios bajos y falsificaban las facturas para evadir impuestos, por lo que según las autoridades son responsables de delitos como: lavado de activos, enriquecimiento ilícito y fraude aduanero.

A través de siete empresas fachadas, en la misma dirección y con el mismo objeto social, la organización habrían canalizado el millonario desfalco al Estado.

“La organización era liderada por el hijo mayor de esa familia; la mamá era conocida con el alias de “La Profe”, fungía como representante legal y accionista mayoritaria del grupo criminal, además dictaba clases en una reconocida universidad de la ciudad; de otro lado, el segundo hijo era el subgerente, encargado de realizar los giros al exterior y un tercer descendiente, a quien las autoridades emitieron Circular Azul de la Interpol”, aseguró la Fiscalía.

Mediante actividades judiciales, se logra establecer que esta organización adulteraba las facturas y las declaraciones de importación de compra del exterior con el fin de declarar menos tributos.