La Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente (DMD) que acompaña a los colombianos que no desean someterse a sufrimientos o medidas extremas en caso de enfermedad, celebró que la Corte Constitucional excluyera como requisito, para la práctica de la eutanasia, la existencia de una enfermedad terminal.

Aunque la sentencia no se ocupó del tema del consentimiento sustituto, es decir, del aval que dan los familiares de los pacientes cuando ellos están en imposibilidad de comunicarse, médicos partidarios de la muerte digna celebraron la decisión.

 

Te puede interesar: Corte flexibilizó los requisitos para acceder a la eutanasia en Colombia

 

 

 

Mira también: Iglesia católica rechaza la flexibilización de la eutanasia

 

 

La lucha de pacientes como Yolanda Chaparro, quien accedió a la eutanasia el pasado junio por orden de un juez, pese a que no cumplía con el requisito de padecer una enfermedad terminal, queda reivindicada hoy con la decisión que adoptó el alto tribunal.