Luego de que el Gobierno colombiano extraditara este miércoles a EE.UU. a Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, máximo jefe del Clan del Golfo, el presidente Iván Duque aseguró que este deberá “regresar al país a pagar por los crímenes cometidos aquí”.

“Este delincuente deberá seguir colaborando con las autoridades colombianas, esta extradición evidencia que nadie está por encima del estado colombiano”, indicó el mandatario.

De igual manera, señaló que “en nuestro gobierno a los narcoterroristas se les captura, se les extradita, se los da de baja o se someten a las autoridades”.

El presidente concluyó su intervención recordando que “como candidato me comprometí a capturar y a extraditar a este delincuente y le cumplimos a Colombia fueron muchos años de lucha y de trabajo articulado”.