A través de un comunicado el comando de la Tercera División del Ejército Nacional dio a conocer que ordenó en las últimas horas la apertura de una investigación disciplinaria en contra de dos soldados que se encuentran prestando el servicio militar en la vereda Carchi, municipio de Carlosama (Nariño), y puso en conocimiento de las autoridades competentes para la investigación penal.

Esto bajo los claros lineamientos institucionales y políticas del comandante del Ejército Nacional que ordenó cero tolerancia frente a posibles actos sexuales abusivos en contra de nuestros niños, niñas y adolescentes.

»Las circunstancias de tiempo, modo y lugar de lo ocurrido se presentaron este jueves 2 de julio, sobre las cuales existen versiones encontradas y serán esclarecidas por la investigación que adelante la Fiscalía General de la Nación. El restablecimiento de los derechos y protección de las dos menores están a cargo de las entidades competentes», indica un aparte de la comunicación.

Como medida administrativa la unidad determinó la reasignación de los dos soldados, quienes se encontraban prestando el servicio militar en tareas de contención sobre frontera, para facilitar el desarrollo de las investigaciones por parte de las autoridades jurisdiccionales.

»La unidad, apenas tuvo conocimiento de estos hechos, informó de manera expedita a las autoridades y entidades competentes. Somos nosotros, los soldados del Ejército Nacional, los que queremos que se conozca la verdad y se aplique justicia conforme en derecho corresponda», asegura otro segmento de la información.

La institución realizó una reunión en la sede del CTI Ipiales con el director de Fiscalías de Nariño, director CTI Ipiales, y director de Policía Judicial Nariño, con el fin de prestar toda la colaboración necesaria para esclarecer los hechos cuanto antes.