Otra familia en Barranquilla sufre la tragedia por el COVID-19. Cuatro de sus integrantes han perdido la vida por la mortal enfermedad.

La familia Méndez Mejía tuvo durante más de un año cuidados extremos para evitar que algunos de sus integrantes se contagiaran de COVID-19.

Sin embargo, el mortal virus llegó y se ensañó contra ellos.

 

Te puede interesar: Investigan responsabilidad del Esmad en muerte de jóvenes en Suba y Usme

 

Tras perder a su papá, a su mamá, a su abuela paterna y a una tía, en su rutina diaria, esta periodista barranquillera ha tenido que seguir informando sobre la evolución de la pandemia que en la ciudad ha dejado más de 5.100 muertos, mientras en su casa el coronavirus se ha llevado a cuatro de sus familiares.

“La última en infectarse fue mi madre”.

Lamentablemente ellos dos ya no me acompañan. Se fueron. No están en mi hogar. Mi padre falleció un viernes y previo a ese acontecimiento nos enteramos que nuestra abuela paterna, también estaba presentando síntomas, al igual que sus hijas, es decir, mis tías. Varias de ellas con síntomas”, indicó Menfy Méndez, periodista.

 

Mira también: Intervienen 10 zonas de Bogotá por mayor riesgo de contagio COVID-19

 

Tras la muerte de su papá, a los 10 días falleció su mamá y 24 horas después se produjo el deceso de su abuela paterna.

“Se llevan a mi abuela hospitalizada. Sin embargo, ella alcanzó a saber sobre el fallecimiento de su hijo y durante todo ese período, antes de ser hospitalizada, estuvo llorando y le decía a Dios por qué no me llevaste a mí, te llevaste a mi hijo. Ya yo terminé mi ciclo de vida y él todavía tenía muchos sueños”, añadió Menfy.

Al fallecer su abuela, su tía ya estaba en UCI. Fue la última de la familia Méndez.

“En ese mismo orden de ideas, una de mis tías, la más joven de ellas, se complica también, tuvo que ser hospitalizada, luego trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos. Y finalmente, esta semana fallece. Es decir, el virus me quitó mi hogar, me quitó a mis padres, me quitó a mi abuela paterna y me quitó a mi tía favorita”.

En medio del duelo una de las hermanas Méndez, encontró lo que fue la carta de despedida de doña Elsy.

“Ella encontró una libreta y allí estaba la carta de despedida de doña Elsy, tiene fecha incluso. La carta ella no la hizo en la clínica. La carta la hizo la primera semana de síntomas. Nos imaginamos que temió por su vida y en ese temor la llevó a escribir una carta. Allí nos recomendaba a las tres nunca dejar a Dios y nos pedía que cuidáramos a mi papá”, señaló.

Hoy a esta periodista, las enseñanzas que le dieron sus padres son la fortaleza que le permiten seguir informando, mientras soporta las pérdidas que ha sufrido.

“Creo que el mejor legado que me dejaron mis padres en vida, fue el amor hacia Dios. La creencia hacia su poder. Es el poder de Dios en este momento tan duro para nuestras vidas”, relató.

Elsy no imaginaba que la tragedia apenas comenzaba, y que su amor partiría al cielo 10 días antes que ella.

 

De concepción cristiana, Menfy se aferra a la Biblia y pide fortaleza a Dios para soportar el dolor de las cuatro pérdidas, mientras lee y relee la carta que su madre le dejó a ella y a sus hermanas.