A través de las redes sociales la familia de David Buitron pedía insistentemente el insumo para atender sus quebrantos de salud producto de un cáncer en su lugar de residencia en zona rural del municipio de Trujillo, Valle del Cauca.

Días después la EPS le dijo a sus parientes que los elementos para atenderlo en casa estaban listos para ser entregados, pero el hombre de 63 años ya había muerto.

 

Te puede interesar: Con una sombrilla, niño se enfrenta a ladrones para defender su mamá en Cartagena

 

Ya se le había dado egreso de la clínica, esperaban era el traslado de la clínica para poder que muriera en paz. Es insólito que un paciente terminal no se le pueda dar el tratamiento para cuidados paliativos para morir“, señaló el vocero del Movimiento por la Salud del Valle del Cauca, Lucino Calderón.

Por su parte la EPS respondió que siempre le garantizó la atención al paciente.

 

Mira también: Por robarle el celular, asesinan a padre de dos niñas en Bogotá

 

Desde el 2 de septiembre que el paciente ingresó a la clínica se le garantizaron todas las atenciones y autorizaciones requeridas incluido el Homecare, pero el paciente no pudo ser ingresado debido a su estado de salud“, manifestó la gerente zonal valle Nueva EPS, Silvia Londoño.

Defensores de los pacientes piden a las EPS mayor agilidad en la entrega de los elementos necesarios especialmente a aquellos con diagnósticos terminales.